cerrar menu mobil
¿Cómo limpiar damasquinado?

¿Cómo limpiar damasquinado?

El damasquinado o damasquino de Toledo, como también se le conoce, son piezas de artesanía complejas, de las cuales las más famosas son las realizadas en el pueblo de Toledo, de ahí su nombre. Son objetos muy delicados que deben tratarse con mucho cuidado y debe evitarse ponerlas en contacto con altas concentraciones de humedad y polvo para conservar su brillo original. ¿Quieres saber cómo limpiar damasquinado?

¿Por qué limpiar damasquinado?

Con el paso del tiempo, se puede observar que estas piezas de artesanía tienden a opacar, por lo que es necesario darles una pequeña limpieza y mantenimiento. Para esto debe evitarse el uso de agua, jabones y detergentes, así como productos que puedan afectar el acabado del damasquinado.

Herramientas necesarias

  • Borrador de goma suave.
  • Brocha pequeña de cerdas suaves.
  • Paño de tela suave.

Pasos a seguir

  1. Tomar la pieza con mucho cuidado y pasarle el paño de tela suave para eliminar rastros de polvo acumulado.
  2. Eliminar el polvo que haya quedado entre los espacios pequeños con la brocha pequeña de cerdas suaves.
  3. Frotar toda la superficie con movimientos firmes, pero delicados, con el borrador de goma suave. Se podrá observar como la pieza va recuperando el brillo.
  4. Frotar suavemente la superficie de la pieza con el paño de tela suave.
  5. Eliminar cualquier residuo de la goma de borrador que haya podido quedar en los espacios pequeños con la brocha pequeña de cerdas suaves.

Siguiendo este simple proceso regularmente, podremos mantener nuestras piezas de damasquinado en perfectas condiciones y con un brillo reluciente. Es importante acotar que estas piezas deben ser colocadas en espacios que eviten el contacto con humedad y polvo. ¡Evita cualquier golpe fuerte con estas piezas!

 

Enlaces de interés

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Visto: 77
Sin conexión a Internet