cerrar menu mobil
¿Cómo limpiar humo de un incendio?

¿Cómo limpiar humo de un incendio?

Un incendio puede causar suficientes estragos en cualquier lugar, por lo que después de ocurrir uno es necesario realizar una limpieza profunda para eliminar manchas y el aroma del humo. ¿Quieres aprender como limpiar humo de un incendio? ¡Sigue leyendo!

¿Por qué limpiar humo de un incendio?

Al igual que las llamas, el humo y las manchas de hollín residuales pueden acabar dañando las superficies, dependiendo del material en el que se han fabricado. Para evitar un deterioro masivo del lugar y evitar la contaminación por los químicos utilizados por los bomberos, debemos realizar la limpieza horas después de apagado el incendio.

Herramientas necesarias

  • Guantes, tapaboca y protectores para los ojos.
  • Telas plásticas para cubrir.
  • Aspiradora.
  • Solución de fosfato trisódico.
  • Producto de limpieza.
  • Esponja grande y trozos de tela.
  • Agua.
  • 2 cubetas plásticas, de aproximadamente un galón de capacidad.

Pasos a seguir

  1. Abrir ventanas y puertas para ventilar el área.
  2. Colocarse los guantes, el tapaboca y los protectores.
  3. Colocar telas plásticas para cubrir el suelo bajo las paredes y objetos afectados por el humo.
  4. Pasar la aspiradora por las paredes, techos y objetos afectados, con el objetivo de limpiar la mayor cantidad de hollín, polvo y químicos sueltos.
  5. Mezclar un galón de agua con una cucharada de solución de fosfato trisódico en una cubeta plástica.
  6. Sumergir la esponja grande en la mezcla y pasarla por las paredes con énfasis, para limpiar el hollín. Tener cuidado con el contacto con la piel.
  7. Mezclar agua tibia con un par de cucharadas del producto de limpieza en la segunda cubeta plástica.
  8. Sumergir trozos de tela y frotarlos contra las paredes y objetos afectados, para neutralizar el aroma del humo.
  9. Dejar que seque.
  10. Recoger los residuos de hollín de las telas plásticas.
  11. Retira las telas plásticas, los guantes, el tapaboca y los protectores.

Después de unos días podremos proceder a repintar y a reacondicionar el lugar, sin temor a que el humo o el hollín hagan estragos nuevamente. ¡Consulta con un profesional en caso de daños graves!

 

Enlaces de interés

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Visto: 160
Sin conexión a Internet