cerrar menu mobil
Cómo limpiar los retenedores bucales

¿Cómo limpiar los retenedores bucales?

Luego de mantener una ortodoncia, el ortodoncista nos indicará utilizar retenedores bucales por un periodo de tiempo necesario. Así como nuestra dentadura debe lavarse dos o tres veces al día, al igual los retenedores bucales deben lavarse mínimo una vez al día y con estos sencillos pasos sabrás como mantenerlos aseados.

¿Por qué limpiar los retenedores bucales?

Para evitar que se llenen de bacterias o se forme en su superficie calculo dental, conocido como sarro. La saliva está cargada de muchos microorganismos y al no limpiarla con frecuencia, los retenedores pueden formar esta capa de sarro que va a deteriorar el material de los mismos.

Herramientas necesarias

  • Cepillo de dientes
  • Jabón líquido neutro
  • Envase con agua fría o a temperatura ambiente
  • Bicarbonato de sodio
  • Papel absorbente

Pasos a seguir

  1. Aplicar en el cepillo de dientes una gota de jabón líquido neutro y cepillar los retenedores. Hay quienes utilizan pasta de dientes, sin embargo, el material con el que se realizan los retenedores suele ser poroso y la pasta de dientes queda incrustada en el, esto con el paso del tiempo puede formar sarro o dañar el material.
  2. Luego de cepillar los retenedores se deben enjuagar con agua fría o a temperatura ambiente. El agua tibia puede volver maleable el material dañándolos.
  3. En un envase con agua colocar un poco de bicarbonato de sodio y dejar remojando los retenedores por 15 minutos.
  4. Extraer, enjuagar y secar con papel absorbente

El bicarbonato de sodio es un buen aliado para evitar que los retenedores desarrollen un mal olor, no se recomienda el uso de enjuague bucal ya que está cargado de alcohol y productos corrosivos que pueden dañar el material de los retenedores bucales.

 

Enlaces de interés

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Visto: 140
Sin conexión a Internet